“Sombras en el crepúsculo” – Linda Howard

28 jul. 2017


Autora: Linda Howard
Título original: “Shades of twilight”
Traductora: Mireia Terés Loriente
Categoría: Suspense Romántico
Editorial: Titania - Sello: Amour
Publicación: Julio 1996 / Abril 2010
Protagonistas: Webb Tallant y Roanna Davenport

“Tras más de diez años en el oficio de la escritura, Linda Howard, es una autora referente en el suspense y las aventuras románticas…”

Sinopsis:
A pesar de provenir de uno de los linajes más prósperos de Alabama, la vida no ha sido generosa con Roanna Davenport. Huérfana a edad temprana y siempre arrinconada por su propia familia, sólo los caballos y su primo Webb, por el que siente un amor secreto, le sirven de apoyo en un entorno que no la quiere ni la acepta. Tras la extraña muerte de Jessie, la esposa de Webb, el rechazo se vuelve más evidente. Miradas suspicaces, sospechas infundadas y crueles acusaciones, junto con la repentina partida de su protector, la empujan a esconderse tras un manto de hielo, a desterrar para siempre a la sensible muchacha que una vez fue. Sin embargo, diez años más tarde, la sólida máscara tallada por los años y las tragedias caerá ante la visión de Webb, que vuelve otra vez a casa dispuesto a recobrar aquello que fue suyo y a protegerla de nuevo ante un asesino que ya sembró la desdicha en una ocasión y que sólo espera una nueva oportunidad para acabar su trabajo.


Características de los personajes:

Roanna Frances Davenport (“Ro”): es 7 años menor que Webb. Tiene los cabellos castaños con matices rojos, ojos marrones castaños (color whisky, casi dorados), 1.60 cm de estatura, siempre fue muy delgada con los pechos pequeños. Quedó huérfana a los 7 años y desde ese momento se crio con su abuela, en la finca “Davencourt”, en la ciudad de Colbert County (Alabama, EUA). Es la única de los Davenport y Tallant con los ojos marrones. Ama a los caballos. Estudió en la Universidad de Alabama. Tiene una licenciatura en Administración de Empresas.

Webb Tallant: es guapo, alto, musculoso, hombros anchos, cabellos oscuros y ojos verdes. Es primo de Roanna y Jessie. Siempre fue el primo favorito de Roanna (su prima segunda); Jessie es su prima hermana. Él y su madre, Yvonne, vivían en Davencourt porque su padre murió. Su tía abuela Lucinda lo adora. Él es un Tallant, de la rama del apellido de soltera de su tía abuela; o sea, no es un Davenport. El abuelo de Webb (que también se llamaba Webb) era el hermano preferido de Lucinda. Ama a los caballos. Jugaba al fútbol. Tenía 22 años cuando se casó. 

Otros personajes: 1) Lucinda Tallant Davenport (madre de David y Janet; abuela de Roanna y Jessie; tía abuela de Webb; perdió a dos de sus hijos en un accidente, ella tenía 63 años en ese momento; su marido fue Marshall Davenport); 2) Marshall Davenport (esposo de Lucinda; era el patriarca de la familia Davenport; murió de apendicitis a los 60 años; eligió a Lucinda para casarse con ella, en vez de a su hermana Gloria); 3) Jessamine Davenport (“Jessie”; prima de Webb y Roanna; es 6 años mayor que Roanna; ya vivía con sus abuelos al momento de la muerte de su madre Janet; cuando se casa con Webb pasa a ser Jessie Tallant; es hermosa, grácil, esbelta, cabellos lacios negros, ojos de color azul oscuro, piel blanca, facciones perfectas, parece una princesa; es mimada, caprichosa y vanidosa; es hija ilegítima y no conocía a su padre); 4) David y Karen (padres de Roanna; fallecieron juntos en un accidente en el que también estaba la hermana de David, Janet, cuando Roanna tenía 7 años; él era el futuro heredero de la familia Davenport, hijo de Marshall y Lucinda; ella era joven, alegre y cariñosa); 5) Janet Davenport (hija de Marshall y Lucinda; hermana menor de David; madre de Jessie; falleció en el mismo accidente que su hermano y cuñada; era una mujer de naturaleza muy triste, aunque amable y tranquila; fue madre soltera); 6) Yvonne Tallant (madre de Webb; viuda, vivió en Davencourt desde que su marido murió; ahora vive de forma independiente; es alta, delgada, cabellos oscuros con algunas canas, ojos verdes, atractiva); 7) Hunter Tallant (padre de Webb; murió a los 31 años cuando se estrelló su pequeño avión en una tormenta en Tennesse); 8) Web Tallant (hermano de Lucinda; ella lo quería mucho; murió a los 40 años cuando un toro le pateó en el cabeza; era el padre de Hunter y el abuelo de Webb); 9) Sandra (tía de Webb por parte de su padre; sobrina de Lucinda; es alta, morena, bella, nunca se casó; es Física y trabaja en la NASA); 10) Gloria (hermana de Lucinda; es 10 años menor que ella; era la guapa de la familia por eso la sorprendió que Marshall eligiera a Lucinda; tiene los rizos rubios; se casó con Harlan Ames); 11) Lanette y Greg Spence (ella es la hija de Gloria y Harlan; sobrina de Lucinda; él es su esposo, es alto y reservado, con cabellos grises; tienen 2 hijos: Brock y Corliss; Brock es 3 años mayor que su hermana; y Corliss es de la edad de Roanna); 12) Baron (hijo de Gloria y Harlan; hermano de Lanette; vive en Charlotte; está casado y tiene 3 hijos); 13) Loyal Wise (es el cuidador de los caballos en Davencourt desde hace más de 30 años; es un cincuentón cuando Roanna tiene 17 años; la quiere y protege mucho); 14) Bessie (ama de llaves de Davencourt); 15) Tansy (cocinera en Davencout; unos 60 años, bajita, rolliza, cabellos entrecanos); 16) Harper Neely (habitante de la ciudad de Colbert County; guapo, musculoso, ojos azules; casado e infiel; tiene un montón de hijos bastardos y con su esposa; es de lo peor, sin principios ni valores, rudo, maleducado); 17) Samuel Watts (“Booley”; sheriff de la ciudad; hombre mayor, 30 años de servicio; gordo); 18) Carl Beshears (nuevo sheriff de la ciudad; reemplaza a Booley cuando éste se jubila; antes fue su ayudante principal durante 9 años; corpulento, cabellos grises, ojos suspicaces; brusco y poco sutil, pero es un buen tipo); 19) Chet Forrister (comisionado); 20) Sage Whitten (agente de bolsa de Lucinda y Roanna; es de la empresa “Whitten” en Birminghan; conservador); 21) Turkey Macinnis (paramédico); 22) Cora Cofelt (miembro de una de las familias más antiguas del condado); entre otros.


Comentarios personales:

Esta es otra novela más de la genial escritora Linda Howard, que está enmarcada en el subgénero suspenso romántico y cuya primera edición en inglés fue publicada en julio de 1996.

El contenido está dado por un prólogo y 22 capítulos, en poco menos de 400 páginas, y ambientada mayormente en Alabama (Estados Unidos de América). Los protagonistas son Roanna y Webb.

Algo importante a considerar es que se manejan tres periodos de tiempo (Libro Primero; Libro Segundo; Libro Tercero), lo que viene a querer decir que, en el primero conoceremos a una Roanna de 7 años de edad, en el segundo la veremos con 17 años, y en el tercero, con 27. Mientras que, en el caso de Webb, cuando él tenía 14 años, ella tenía 7; después 24, y por último, 34 años. Para que vayan haciéndose una idea de las diferencias de edades entre ambos personajes en cada periodo de tiempo (o subdivisón) presentado en la historia.

La trama inicia en el prólogo cuando una mujer de 19 años (que al comienzo no tenemos claro quién es) está teniendo sexo salvaje y clandestino con un hombre al que conoció hace 2 semanas. Él no es delicado, ni la trata como a una princesita (así como hacen otros que la conocen), y la hace sentir como toda una mujer. Él es de una familia humilde, y ella de una con mucho prestigio y riqueza, los Davenport. Cuando lo conoció no dudó en entregarle su virginidad, y posteriormente, seguir acudiendo a sus encuentros a escondidas, ya que no puede resistirse a todo lo que él representa y le provoca. Ella soñaba con un futuro, hasta que en su segundo encuentro, animada por la euforia del momento, ella le dice que se fuguen para casarse, a lo que él, bien quitado de la pena le responde con burla que ya está casado y que no piensa dejar a su esposa, ya que acaba de darle un hijo. También le dice que su esposa ahora no deja que la toque y que por eso él busca diversión por fuera. Todo este descubrimiento deja desolada a la mujer Davenport, ya que se da cuenta que, mientras ella confió y se enamoró, el hombre sólo la veía como una más y como nada extraordinario.

Seguidamente, llegamos al Libro Primero, titulado “Un final y un principio”, que comprende dos capítulos, y nos muestra a una Roanna de 7 años que se acaba de quedar huérfana, y a unos primos de ella, Jessie y Webb, de 13 y 14 años, respectivamente. Luego, el Libro Segundo, llamado “Devastación”, que va desde el capítulo 3 al 7, en donde ha pasado una década y tenemos a una Roanna de 17 años, mientras que sus primos Jessie y Webb ya se han casado hace 2 años. Y por último, el Libro Tercero, con el nombre de “El regreso”, inicia con el capítulo 8, y nos sitúa 10 años después de lo ocurrido en la parte anterior; o sea, Roanna tiene 27 años, su vida ha cambiado mucho y sigue viviendo con su abuela Lucinda, que ya es una mujer enferma de 83 años.

Sin entrar en más detalles sobre las divisiones o la trama, les comento que los protagonistas y los personajes secundarios están muy bien construidos; todos tienen su importancia en un momento u otro. Y también que, a pesar de que pasamos por diferentes etapas de la vida de los protagonistas, el relato nunca se vuelve tedioso ni cansino, ya que todo resulta interesante cuando comienzas a hilar y a adentrarte en todos los entresijos de las familias Davenport y Tallant.

Bien mirado, y sólo por hacer analogías, podríamos considerar a esta novela como una historia muy al estilo de aquellas dos series de televisión ochenteras “Dinastía” y “Falcon Crest”, e incluso de “Dallas” (serie de finales de los 70). Las 3 series recuerdo mucho que las veía con mi mamá siendo una niña, y que me tapaban los ojos cuando podía haber una escena subida de tono (aunque OJO, tomen en cuenta que algo “subido de tono” en los 70-80  no se compara a lo que se ve hoy en día). Las similitudes vienen por el lado de que todas estas historias tratan sobre familias adineradas en donde en algún momento surgen luchas por el poder y las herencias, además de intrigas, trampas, traiciones, muertes, etc.

En esta novela te encontrarás todo eso, sin olvidar que hay una historia de amor intensa y persistente, que nace desde la más tierna edad, sin quebrantarse hasta llegar a edades maduras. Asimismo, hay un misterio por resolver y un/una culpable por descubrir, que incluso pueden ser varios. Como lectores, tendrán que usar sus lupas de detectives, poner atención a las pistas y desarrollar la intuición, por más evidentes o claros que parezcan algunos hechos.

Si eres fan de las novelas y el estilo de Linda Howard, sin duda esta historia te atrapará. A mi gusto, está entre los mejores libros que ha escrito, ya que me pareció perfecto y lo adoré. Perooooo…. siempre tiene que haber un “pero”, y aquí es que le faltó un epílogo que nos otorgara unas páginas más de esta maravillosa trama que te atrapa desde el inicio hasta el final.

Definitivamente, les recomiendo esta novela, que no forma parte de una serie, así que pueden leerla sin preocuparse de libros anteriores o posteriores. Es una historia con una narración impecable, con un ritmo ágil y atrapante, además de unos protagonistas que se vuelven entrañables e inolvidables para el lector, sobre todo Roanna, que representa la dulzura y la fortaleza de una mujer con una vida dura aún en medio de tantas riquezas. Y también Webb, un hombre que de repente tiene que afrontar que la vida no será como la tenía planeada, y que tiene que rascarse con sus propias uñas, algo que no representa un problema para él. Es una novela con los ingredientes suficientes para gustar a todos los amantes del suspenso romántico. Si la leerán o la leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden contener SPOILERS)

1. “-Hace diez años lo empezaste todo al ofrecerme saborear ese delgado cuerpecito. En ese momento, creí que eras demasiado inocente para saber lo que estabas haciendo, pero desde entonces he pensado mucho sobre ello, y ahora creo que sabías exactamente como iba a reaccionar, ¿No es así? ¿Sabías que Jessie estaba bajando las escaleras? -¡No! -¿Así que me besaste porque me deseabas? ¿Lo hacías? ¿Me deseabas? -Sí. Siempre te he deseado. -¿Y qué me dices ahora? ¿Me deseas ahora? ¿Cuánto me deseas? ¿Lo justo para dejarme probar un poco, tentarme? ¿O lo suficiente para darme lo que me ofreciste hace diez años? ¿Qué contestas? Hace diez años que pagué por esto, pero jamás lo obtuve. Regresaré y me haré cargo de los negocios de Lucinda, pero sólo si me das lo que todos pensaron que ya me habías dado entonces…” (Webb y Roanna)

2. “-¿Estas lista? -¿Para qué? -Para hacer el amor. -¿No es eso lo que estamos haciendo? -No del todo. Casi. -Pero tú estas dentro de mí. -Aún hay más. -¿Más? -No más de mí. Sino más que hacer. -Oh. Muéstramelo…” (Webb y Roanna)

3. “-Siempre te ha querido tanto. Nos reíamos de ello cuando era más joven, creyendo que era adoración por su héroe y un enamoramiento infantil, pero no lo era ¿verdad? -No sé. -Después de que David y Karen murieran, tú y yo nos convertimos en los pilares de la vida de Roanna. Necesitaba nuestro amor y nuestro apoyo, pero la mayor parte del tiempo, no se lo dimos. No, déjame decirlo de otra forma, porque la mayor parte de la culpa es mía: yo no le di mi amor y mi apoyo. Sin embargo, mientras tú estabas aquí para quererla, se las arregló. Cuando te marchaste, se quedó sola, y se rindió. Casi la perdí antes de darme cuenta. Se quedó en treinta y seis kilos de peso. ¡Treinta y seis! Ella mide uno sesenta así que al menos debería pesar cincuenta y siete o cincuenta y ocho. No puedo describirte el aspecto tan lamentable que tenía. Pero un día la vi, la miré de verdad, y comprendí que tenía que hacer algo o la perdería también. Sólo con decirle “tienes que comer no habría servido de nada. Lo que necesitaba era una razón para vivir, algo a lo que aferrarse. Así que le dije que necesitaba su ayuda. Nadie le había dicho nunca que la necesitaba. No comprendí... En cualquier caso, le dije que no podría arreglármelas sin ella, que esto era demasiado para mí y no podía ocuparme yo sola. Y no comprendí lo cierto que era. Se había encerrado en sí misma. Fue una larga lucha, y durante un tiempo me sentí aterrorizada, creyendo que había llegado demasiado tarde, pero lo consiguió…” (Lucinda y Webb)

4. “-Te amaba cuando no eras más que una mocosa, tan increíblemente traviesa que es un milagro que mi pelo no haya encanecido prematuramente. Te amaba cuando eras una adolescente de largas y flacas piernas y con unos ojos que me rompían el corazón cada vez que te miraba. Te amo ahora que eres una mujer que hace que se me funda el cerebro, que me tiemblen las piernas y mi polla esté siempre dura. Cuando entras en una habitación, mi maldito corazón casi me sale del pecho. Cuando sonríes, me siento como si hubiera ganado un Premio Nobel. Y tus ojos todavía me traspasan el corazón…” (Webb)

5. <<Webb se arrodilló en el suelo y rodeó su cintura con sus brazos, ella reposó la cabeza sobre la suya, y él supo que abrazaba todo su mundo, justo allí, entre sus brazos…>>


Observaciones (Obs):

- No tiene booktrailer.


Soundtracks del libro:
- “Rock around the clock” (Bill Haley & His Comets)
- “Blue Moon” (Nat King Cole)



NOTA: Por favor, si la publicación te sirvió, coméntamelo. Y si la usas como fuente de información, mencióname como un reconocimiento al trabajo realizado. Muchas gracias. By CAR

2 comentarios:

Karina Garcia dijo...

Hola Car!! que linda reseña!!! y como me gusto esta obra de Linda Howard...en algun momento me supo a culebron jejeje pero no, no lo es, es una historia romantica con mucho suspenso que atrapa desde las primeras páginas. Con tu reseña creo que haré una re lectura de este precioso libro. Graciassss
Beso grande

Mueropor Libros dijo...

Hola Kary!

¡Así es, una buenísima historia de esta autora a la que seguimos tanto! Vale la pena darle una oportunidad, y varias más, jejeje

Besitos! :D

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2016 | Tema Diseñado por: Por Car... | Con la tecnología de: Blogger